Archivo de la etiqueta: Campo artístico

13. El campo de la historieta realista en Argentina y la globalizacion neoliberal / Roberto von Sprecher

Ponencia presentada en el III CONGRESO PANAMERICANO / «Integración Comercial o Diálogo Cultural ante el Desafío de la Sociedad de la Información» / 12 al 16 de Julio de 2005 / Carrera de Ciencias de la Comunicación. Facultad de Ciencias Sociales. Universidad de Buenos Aires

Eje Temático: Comunicación, medios, tecnologías

 

Texto completovon-sprecher_el-campo-de-la-historieta-realista

 

Resumen:

El mapa del campo de la producción, edición y distribución de historietas realistas en Argentina cambia sustancialmente a partir de 1990, existiendo una relación bastante directa con las reformas políticas y económicas neoliberales en el marco de la denominada globalización.

En el primer lustro de los noventa se produce un desajuste de las que habían sido las principales editoriales industriales y su cierre. Influyen dos variables, centralmente:

– Las perdida de poder adquisitivo, o directamente del trabajo, en los sectores populares.

– El ingreso, a partir de la paridad del peso con el dólar y la modificación de políticas aduaneras, de revistas importadas, comercializadas a través de las comiquerías, con las que las publicaciones nacionales debieron competir en una relación desigual.

Los habitus y el sentido práctico de los editores funcionaron a destiempo respecto de las nuevas condiciones objetivas y se acentúo la escasa autonomía del campo de la historieta realista respecto del campo económico. La mayoría de los guionistas y dibujantes profesionales pasaron a trabajar para el exterior. Al mismo tiempo que van cerrando las editoriales industriales nacionales (Columba, Record, El Globo) cobran significación las autoediciones independientes realizadas por los productores culturales reales. La significación del capital económico es parcialmente reemplazada por la valoración de un capital estético y la libertad expresiva. Con las autoediciones, los mecanismos de consagración se desplazan de las cifras de ventas masivas a las consideraciones de una estética particular que cuenta con espacios en revistas especializadas, encuentros, eventos y foros en Internet. La red, asimismo, facilita la aparición de lugares alternativos a los impresos. La mayor autonomía del campo permite una eclosión creativa, que era restringida por las pautas de las editoriales de la industria cultural sobre guionado y dibujo, favoreciendo una renovación estética. La autoedición, y la aparición de “tribus” que se aglutinan alrededor de la historieta suponen una reducción significativa de los consumidores, convertidos en grupos reducidos de escasa visibilidad pública. Es más, de alguna forma hay que ser un iniciado en los nuevos espacios para saber de la existencia de las autoediciones y dónde conseguirlas.

Fines del 2001 y principios de 2002 son también momentos de crisis tanto para los editores industriales de comics norteamericanos, como para las comiquerías, lugares de venta que proliferaron en los noventa, como para la actividad de autoedición. En el 2003 vuelve a renacer una actividad de autoedición, visible en el evento Leyendas, en Rosario; reaparece también la edición de comics estadounidenses (Marvel, DC) manga (IVREA) y algunos intentos de publicación comercial local.

 

9. H. G. Oesterheld, campo de la historieta y campo del arte en los sesenta / Roberto von Sprecher

Publicado en la revista Tramas para leer la literatura argentina. Vol. 8, Nº8, 1998. Córdoba. ISSN 0328-2309.

Ver texto completo: vonsprecher_hgo_campo1

Resumen

Examina la tensión existente algunos gestos significativos surgidos desde instituciones representativas de la vanguardia del campo del arte para otorgar legitimidad a la historieta con los mecanismos de legitimación y consagración que funcionaban, y con los que funcionan hoy, dentro del propio campo de la historieta.

Para visualizar las relaciones entre campos de la producción cultural en la Argentina de los sesenta, se considera la situación de Héctor Germán Oesterheld -como agente ocupando una posición en el campo de la historieta, y en particular en el subcampo de la historieta realista– en tanto su producción sastifizo los requisitos para ser considerada legítima, tanto desde el campo de la historieta realista como desde las instituciones claves de las vanguardias artísticas de los sesenta. Se examinan además los mecanismos de consagración provenientes del Instituto Di Tella y la revista Primera Plana.